Autor: lguzmancr

El Copero

Los turistas, la música moderna a gran volumen, las personas nacionales tratando de mostrar su clase y los extranjeros tratando de adoptar por algunos días el estilo de ser del tico, las decenas de vendedores de artesanía. Eso y más es Tamarindo. Tal vez la playa más apetecida para los turistas por su ambiente, su facilidad de acceso y sus bellos paisajes. Sin embargo, para el costarricense, para el guanacasteco, para el santacruceño, Tamarindo y sus alrededores es un pueblo más que, debajo de esa capa de edificios modernos y “sus rótulos en inglés“, todavía existe esa comunidad de origen humilde y que todavía conserva sus tradiciones.

En este caso, la playa llena de sillas, tablas de surf y atuendos playeros modernos se ve invadida por una de las tantas tradiciones costarricenses que se niegan a morir: el carrito de un copero. En cualquier playa de Costa Rica, este carrito pasaría desapercibido, pero no en Tamarindo. Acá, el copero pareciera ser un extraño elemento que no calza en el paisaje cotidiano. Sin embargo, a pesar de haber oferta de postres contemporáneos, bebidas refrescantes y el mar para enfriar el cuerpo, nacionales y extranjeros se detienen a saborear un copo al estilo tico, como probablemente no lo van a encontrar en otro lugar.

Anuncios

Un galán vestido de amarillo

“Es una cuestión de honor. Quien tiene uno en su patio, tiene una certeza: no hay otro más bello en el mundo”

Árboles Mágicos, 1 Edición

El verano siempre trae consigo maravillosos colores: atardeceres que encienden las pupilas, cielos azules que inspiran a más de uno y flores que adornan y perfuman este bello lugar. Los árboles no son la excepción y es durante los primeros meses del año cuando explotan en colores, llenando de magia cualquier rincón, por más pequeño que sea. Entre estos árboles se encuentra el Cortez Amarillo (Tabebuia ochracea), que con su floración fugaz, ilumina el cielo (y luego el suelo) con sus flores de amarillo intenso, capaces de deslumbrar hasta al más despistado y robarle una sonrisa de admiración.

Estas fotografías fueron hechas en los jardines de la Iglesia de San Joaquín de Flores, donde cada año florecen no uno, sino dos de estos árboles, congregando a personas que disfrutan de su sombra y su frescura mientras sonríen debido a la singular belleza que contemplan.

Un Territorio lleno de Zaguates

Este post es sobre una visita que hicimos a un proyecto hace un año. Aunque puede ser noticia vieja, la iniciativa en sí no lo es. En Costa Rica existen varias iniciativas para el rescate animal, la mayoría favoreciendo a perros, que son los que más abundan en nuestras calles, debido a la irresponsabilidad y falta de sentido común de muchas personas.

Dentro de estas iniciativas existe una que destaca y es el Territorio de Zaguates. Ellos han puesto al servicio del rescate canino una propiedad en las montañas de Heredia (o Alajuela, la división política no la recuerdo bien) para que en ella habiten más de 500 perritos que han sido recogidos de las calles. Ellos se encargan de recogerlos, llevarlos al Refugio, curarlos en caso de alguna enfermedad, esterilizarlos y mantenerlos en buen estado hasta que alguien decida adoptarlos, previa revisión de las capacidades de quien se ofrezca, para evitar que el perrito vuelva a llegar a la calle producto del abandono.

Como parte de las acciones que ellos realizan, permiten que las personas visiten el Refugio y den un paseo matutino con los perros, para que la gente pueda ver, disfrutar de ellos, entender que no son agresivos cuando se les trata bien, que son una buena compañía y, después de todo esto, que algunos de los zaguates sean adoptados y se vayan a un hogar donde sean queridos. Mi esposa, una de nuestras perritas y yo fuimos parte de esta experiencia y acá están algunas fotos de ella. Sin duda alguna, ha sido uno de los días más interesantes y bonitos que hemos tenido en la vida.

En caso de estar interesado en conocer más acerca del proyecto, sus campañas e iniciativas, así como de su muy original y curiosa campaña publicitaria de razas únicas, visite el perfil de Facebook de la Organización: https://www.facebook.com/Territorio.de.Zaguates.CR.  Si usted apoya a ésta o alguna otra organización de rescate, reciba mi mayor agradecimiento y admiración por ello. Si no lo hace, ¡anímese! Yo viví 31 años sin una mascota y puedo dar fe de que un perrito da muchas más alegrías que incomodidades.

Mi primer blog

“Una vez vi un ave sobre la rama de un árbol y pensé ‘¿Por qué pudiendo volar a cualquier lugar, ella está aquí?’ Luego pensé eso mismo de mí.”

No pude encontrar la cita textual, sin embargo no me puedo atribuir la autoría de esta frase. Lo leí de alguien más en algún momento e inmediatamente me impactó de gran manera, por todo lo que significa en mi pasado, en mi presente y lo que deseo que represente en mi futuro. Así decido iniciar este blog, donde espero dejar mi perspectiva del mundo que me rodea y de cómo se ve mi vida a través de una cámara fotográfica.

Éste es un ejercicio enfocado en mí mismo más que en compartir lo que logro captar. Me he propuesto ver de manera diferente el mundo que me rodea y, soñando un poco, tal vez hasta contagiar de esto mismo en alguien más. El lugar donde vivimos, sea donde sea, tiene muchas maravillas para que nosotros las encontremos, desde lo más cotidiano hasta lo que vemos quizás una vez en la vida. Al final, este mensaje y esta iniciativa es mi objetivo personal con este proyecto.